Menu

Fiebre de los chatbots

on: 2018-12-17

En Canarias hace tiempo que somos conscientes de la necesidad de convertirnos en un destino inteligente y, más concretamente, con claves de tecnología / digitalización y de innovación para un turismo de futuro que mejore la competitividad del sector.

Está claro que la capacitación digital es clave para que el turismo tenga un impulso innovador, es el medio que contribuye a un mejor conocimiento de quien nos visita a través de la recopilación de datos y su posterior estudio, por ejemplo, a través de asistentes virtuales como las soluciones de Hotelequia con la tecnología de Intelequia Software Solutions, que ha visto y contribuido a la transformación digital que han ido experimentando otros sectores, al igual que ahora lo experimenta el sector hotelero.

La fiebre de los chatbots o asistentes virtuales comenzó a principios de 2016 y, en pocos meses, todas las empresas importantes de tecnología lanzaron una plataforma de desarrollo de bots, crearon su propio chatbot o ambos; como ha sido nuestro caso. Y todo esto es fruto de la transformación digital que experimenta el sector turístico y hotelero. Así como la transformación cultural que nuestra sociedad esta experimentando.

En este sentido la experiencia de otros sectores que sufrieron esta transformación fue que las que primero lo asumieron, vieron las ventajas y se lanzaron, fueron las que hoy son más fuertes y están a la cabeza en sus respectivos sectores.

Nómadas digitales

Llegan nuevos retos, nuevos perfiles… nómadas digitales. Esto hace una nueva concepción del espacio-hotel, el aumento del turismo de negocios. Y las estrategias también cambian, ahora debemos centrarnos en el visitante/turista, en sus gustos, preferencias y no en nuestra oferta.

De aquí la importancia de estar conectados con ellos antes, durante y después de su visita.

Como vemos, el sector está aún en proceso de conocer el tipo de demanda, por lo que insisto, es fundamental la recopilación de datos a través de la tecnología y su posterior análisis para confeccionar una oferta adecuada.

En todos los sectores hay años mejores y otros más difíciles, por lo que, en los años de relativa estabilidad, hay que invertir en infraestructuras y tecnología. El Hotelero es consciente, cada vez más, que la transformación digital es imparable. De hecho, si el objetivo global del destino es convertirse en un destino turístico inteligente que dé respuesta a un turista hiperconectado e hiperinformado, tenemos que ser conscientes de que el turismo se hace inteligente de la mano de las tecnologías de la información y las comunicaciones.